Buenos Aires inteligente y tecnológica

Comparto una nota de La Nación sobre el futuro inteligente y tecnológico de Buenos Aires. En el artículo se resumen muchas de las ideas presentadas en el foro Mega Ciudades, realizado la semana pasada en Puerto Madero.

Ciudad futura: de ciencia ficción, pero está a la vuelta de la esquina

Dentro de cinco años, Buenos Aires será una urbe tecnológica

Dentro de cinco años la ciudad de Buenos Aires será diferente; se verá diferente. Lo que parece ciencia ficción está aquí, a la vuelta de la esquina. O mejor dicho, a un click de Internet.

Buscar lugares para estacionar desde el celular, moverse en autos eléctricos, hacer todo tipo de trámites desde un smartphone o recibir por SMS alertas meteorológicas, será parte de la vida diaria.

Viajar en un teleférico de llanura entre las terrazas de los edificios como en Singapur, o que a través de dispositivos especiales se aspiren los residuos domiciliarios, como ya ocurre en la ciudad de Songdo, en Corea del Sur, tal vez, esté un poco más lejos. Pero no tanto. La tecnología y los recursos para que todo esto suceda existen y se emplean en otras urbes. Y aquí, a gran velocidad, se incorporan y desarrollan aplicaciones que lo hacen posible.

Internet gratuita más los casi 60 millones de celulares y los 8000 millones de mensajes de texto que se envían por mes en la Argentina serán los vehículos para el arribo de esta tecnología.

“En los próximos cinco años vamos a ver unos cambios fenomenales. La tecnología es una herramienta central, pero tiene que estar acompañada por otros elementos como el desarrollo de espacios y el impulso a los emprendimientos individuales”, dijo Andrés Ibarra, ministro de Modernización porteño.

El funcionario se refiere a las aplicaciones nacionales para celulares, varias generadas por concurso, que sirven para que los vecinos puedan, por ejemplo, saber cómo llegar desde un punto a otro. “El caso del «Cómo llego» es un caso testigo. Ya se han registrado 500.000 descargas”, contó.

“Buenos Aires ha evolucionado mucho más rápido en algunos puntos de lo que cualquiera hubiese pensado. Especialmente, en el acceso a Internet. Hoy hay muchísima gente que compra usando la Web. La gente de hasta 40 años ya tiene un profundo conocimiento de las ventajas que ofrece el mundo tecnológico”, indicó Eduardo Gorchs, director de Infraestructura y Ciudades de Siemens Argentina.

La cartelería urbana inteligente, es otro caso. A través de una fuente de información centralizada se pueden emitir mensajes para prevenir o desviar el tránsito ante un corte o una obra.

COLECTIVOS ECOLÓGICOS

Respecto de la movilidad, la tecnología avanza de la mano del ambiente. Ya son realidad los buses totalmente eléctricos y los BRT eléctricos (como el Metrobus porteño).

La participación también es posible gracias a Internet. Por caso, para el año próximo está previsto que los vecinos de San Francisco voten a través de sus smartphones tablets , o computadoras, el destino de una parte del presupuesto de la ciudad. Tendrán que seleccionar opciones de una lista, similar a las boletas electorales. Expertos informáticos trabajarán para que la deliberación sobre el destino de esos recursos sea on line.

El gobierno bonaerense también trabaja en la modernización de sus sistemas de trámites y de participación y, especialmente, en el monitoreo de cuestiones ambientales, indicó Hugo Bilbao, director del Organismo para el Desarrollo Sostenible.

“A veces tendemos a pensar en futurología en vez de nueva tecnología respecto de medios de transporte o distribución de energía. En el caso de los buses eléctricos, como los que circulan en Viena, para diseñar los motores fue necesario saber el recorrido que iban a hacer. De eso depende la energía que tienen que almacenar”, explicó José María Colautti, gerente de Desarrollo de Negocios de Movilidad de Siemens.

Estos transportes utilizan hasta la energía del frenado para recargar los motores que almacenan la electricidad.

Daniel Lewinksy trabaja con el grupo Doppelmayr desde 1997 y durante un evento sobre megaciudades presentó un proyecto llamativo: un teleférico para ciudades llanas. La Paz, en Bolivia, o Caracas, en Venezuela, utilizan ese tipo de transporte en terrenos elevados a donde los buses no pueden llegar. Sin embargo, él consideró que en Buenos Aires también podría desarrollarse: “En la actualidad se están diseñando teleféricos cuyas estaciones de transferencia están en las terrazas de los edificios. Son muy eficientes como modos de transporte, especialmente para conectar medios troncales como subtes o trenes. Aquí podría haber uno entre Retiro y Puerto Madero”.

El consumo de electricidad y de agua también puede hacerse de manera más inteligente. “Durante décadas, la gente nunca pensó seriamente en la energía. Bastaba apretar un interruptor y siempre estaba disponible. En la actualidad, ya no. Los consumidores son personas informadas interesadas en la forma en que se obtiene y el uso que se da a la energía disponible. Se distribuye energía de forma eficaz, las redes inteligentes informan a los consumidores, quienes a su vez pueden realizar cambios en sus hábitos, reduciendo el uso y los costos energéticos. En Washington State, IBM, mediante una red inteligente, redujo las cuentas de electricidad en un 10% y el consumo en un 15 por ciento”, detallaron en la empresa.

Otro ejemplo es el de Brasil donde los grandes consumidores ya tienen medidores inteligentes que informan al consumidor cuánta energía y qué tarifa se aplica en cada momento. “Hoy hay colocados unos 30.000 y se ha logrado reducir la demanda”, aseguró Fabián Doce, gerente de la Unidad de Negocio Smart Grid, de la empresa alemana.

LA MÁS INTELIGENTE

Songdo, en Corea del Sur, es la ciudad más inteligente del mundo. En los centros de control, se regula desde el uso de la energía de los edificios públicos, así como los flujos de tráfico.

Muchas de las innovaciones de la ciudad, que fue diseñada antes de ser habitada, respetan el cuidado del ambiente. Se previeron las recargas para autos eléctricos (que ya funcionan en muchas ciudades europeas y americanas) o sistemas de reciclaje de agua para evitar el derroche de agua potable. Como se dijo no se ven enormes camiones recolectores de basura circulando por las calles, ya que los desechos se van por la pileta. Semejante novedad no será fácil de adoptar en una ciudad centenaria, pero sí es posible aprovechar las ventajas que la tecnología nos brinda.

VÍA: La Nación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s