Conferencia online de Jordi Borja: espacio público y ciudadanía

El miércoles cuatro de septiembre, la Federación Iberoamericana de Urbanistas organizó una conferencia online del geógrafo y urbanista español Jordi Borja.

Se refirió a las relaciones entre el espacio público y la ciudadanía.

Borja se enfocó en cómo el espacio público condiciona el ejercicio de los derechos de los ciudadanos. Para ello, profundizó en la conceptualización del espacio público. El espacio público es una realidad muy compleja, no es sólo un componente más de la ciudad. De hecho, la ciudad es ante todo espacio público. Este es uno de los argumentos principales del libro “Ciudad, espacio público y ciudadanía”, de Borja.

El espacio público hace que la ciudad sea algo más que un conjunto de funciones, industrias, viviendas, comercios. Es la sangre que vivifica la ciudad. A nivel gubernamental, el espacio público se debe plantear no simplemente desde el diseño, sino que es un conjunto de objetivos que se deben cumplir: técnicos, culturales, políticos, sociales. Y debe responder a las expectativas de la ciudadanía.

Borja luego se propuso plantear una línea para interpretar el espacio público histórica y estructuralmente.

En el espacio público intervienen un conjunto de actores con intereses, objetivos y valores diferentes. El espacio público es un espacio de poder político, militar, religioso. Como tal tiene sus contradicciones internas. Es visto por el poder como algo a controlar, y es un lugar de expresión del poder: esto se ve en los nombres de las calles, y en los monumentos, entre otros. El espacio público expresa al poder presente y pasado. Es muy condicionado por el poder y por su necesidad/ voluntad de usarlo para controlar la sociedad.

Por otro lado, forma parte del proceso de acumulación de capital, muy importante en ciudades actuales. Tiene la capacidad de valorizar actividades económicas, lo que hace que se ejerza presión por parte de quienes tienen intereses económicos. A su vez, es un ámbito de negocio: por ejemplo para la venta ambulante. En el espacio público, hay muchos intereses distintos entre agentes económicos. El interés común consiste en que todos quieren acumular el máximo beneficio.

El espacio público es el lugar donde se expresan y satisfacen demandas sociales: Actividades culturales, deportivas, lugar para estar. Es el lugar donde se cohesiona un colectivo, una clase social. Es una condición de ciudadanía.

En el espacio público nos manifestamos expresando nuestros derechos y demandas. Allí, uno se puede reconocer individualmente como formando parte de una comunidad.

Atentar al espacio público es atentar a la esencia de la ciudad. La ciudad es el marco donde se practica la democracia. Estamos en una cultura política y se supone que la ciudad es un ámbito de libertad e igualdad.

El espacio público es condición para ejercer el ser ciudadano, ser libre e igual a los otros. Es el lugar donde la sociedad se representa a sí misma.

El urbanismo debe tener en cuenta el carácter contradictorio y el choque de fuerzas entre ciudadanos, agentes económicos, poder político. Además dentro de cada sector hay contradicciones.

Funciones

·  Ordenador.

·  Articulación entre distintas partes. Debe haber ejes que articulen.

·  Debe ser polivalente: debe ser para circular, para practicar deportes, para admirar plantas. Si sirve para una sola cosa, es muy pobre. Debe tener múltiples usos y servir a diferentes poblaciones.

·  Debe tener potencial evolutivo.

·  Debe haber diferentes espacios públicos, con características diferentes.

·  Debe dar sentido, debe tener elementos simbólicos, de identidad. A través de la memoria, de la forma, la imagen.

·  Debe ser accesible.

·  Debe contribuir a la visibilidad de las poblaciones, de la ciudad, para que pierdan opacidad.

·  Debe estar pensado para todos los ciudadanos.

·  Es marco del conflicto social.

Borja hizo un repaso luego por algunos ejemplos y casos concretos de ciudades y espacio público. Caso Buenos Aires: es interesante. Su cuadrícula es similar a la de Barcelona. De hecho, se pensó la cuadrícula de BCN inspirada en BA. Borja hizo alusión al juego que existe en Buenos Aires entre avenidas y calles.

Algunos espacios de poder: El Zócalo de México DF. Plaza Tahir, El Cairo. Plaza Jamaa, Marrakesh. Plaza de la República, París. En ellos, se han dado y se dan muestras a favor o en contra del poder.

La circulación del transporte ocupa el espacio público: Madrid, BA, San Pablo. Hay ocasiones en que se elimina el espacio público, cuando lo ocupan los autos.

Borja se refirió al movimiento moderno, el cual cuestiona al espacio público. Por ejemplo, el hiperfuncionalismo considera que la ciudad debe ser para que la gente viva, trabaje, vaya a comprar y vaya a su casa. El espacio público es para la circulación o para una función. No se plantea complejidad del espacio público.

Hoy existen tendencias privatizadoras. Plazas, calles y barrios cerrados. Cerrar el espacio público es la negación de la ciudad. BA es un caso extremo: por ejemplo Clarín tiene un suplemento especial para countries.

Puede haber espacios complementarios comunitarios: como el corazón de manzana.

Debemos ir hacia la reconquista del espacio público: este transmite una imagen de convivencia, felicidad, da vida.

Durante la dictadura de franquismo: se prohibió la agrupación de personas en la calle. La calle era propiedad exclusiva del Estado. Luego, se ocupó la calle para demostrar que existían como ciudadanos: “movimiento ciudadano”.

Borja conceptualizó al espacio público a partir de los no lugares o lugares especializados. Un caso es la reconversión de zonas industriales y grandes infraestructuras. Por ejemplo: Poblenou, Barcelona. No se puede demoler ni arrasar zonas industriales que tienen un valor simbólico, histórico. Ejemplos de reconversión: Fiat Lingotto, Torino. Parque de la España industrial, Barcelona. Puerto Madero, Buenos Aires. Abandoibarra, Bilbao.

Corredores: ríos urbanos. En Latinoamérica, existe la tendencia de tapar los ríos, cuando estos son un elemento importante y de animación de vida urbana. Ejemplos de recuperación de corredores de ríos urbanos: Parque fluvial, Córdoba. Rio Segre, Lleida. Rio Besòs, Barcelona.

Corredores culturales: son una forma de espacio público. Por ejemplo, los centros históricos. Unen distintos fragmentos. Un sistema de plazas también puede funcionar. Es posible hacer de los corredores un espacio público animado. Ejemplo: Centro histórico de La Habana, Lima.

También existen lugares insólitos como espacio público: bibliotecas en la playa, formas de urbanismo efímero, bibliotecas en el metro.

Urbanización sin ciudad. El desafío son las ciudades región, ciudades metrópolis. Se trata de ciudades que se disuelven en el territorio. Hay un núcleo principal y formas de urbanización dispersa, atomizada. Mucho espacio vacío, poco espacio colectivo. Ejemplos: Las Tablas, Madrid. Getafe, Madrid.

Infraestructuras y equipamientos metropolitanos como espacio público. Ejemplos: Parque Fundidora, Monterrey. Duisburg.

Como conclusión, Borja advirtió que el espacio público está en peligro si no hay sectores políticos que lo defiendan. Según su visión, en Latinoamérica, el espacio público tiene mucha fuerza, pero debemos trabajar para conservarlo y promoverlo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s